79.- HIPERACTIVIDAD EN LOS ADULTOS

Los síntomas de la hiperactividad adulta son similares a la hiperactividad infantil, como son falta de atención, impulsividad y hablar mucho o moverse mucho. En el adulto puede aparecer con trastornos derivados de la enfermedad primaria, como por ejemplo, dificultad para las relaciones sociales, laborales o de pareja. 

SÍNTOMAS: Baja autoestima. Problemas de concentración. Poca memoria, despistes habituales. Desorganización, desorden. Falta de autodisciplina. Impulsividad y comportamiento inadecuados. Inquietud mental. Depresión. Problemas con drogas. Manifestar observaciones inadecuadas. Problemas de pareja. 

Suplementos nutricionales para la hiperactividad: Ácidos grasos esenciales (ácido linolénico y ácido linoleico). Calcio y magnesio. Espirulina. Polen. Lecitina de soja. Levadura de cerveza. Triptófano. Vitamina E.

Plantas medicinales: Ginkgo biloba. Valeriana. Lúpulo.

Dieta recomendada para la hiperactividad: Alimentos que nutran el sistema nervioso y musculoesquelético ( Carbohidratos de absorción lenta. Alimentos ricos en triptófano. Grasas esenciales Omega 3. Dieta rica en calcio y magnesio. Vitamina B1. Vitamina C.

Evitar los siguientes alimentos: Azúcares simples (golosinas, bollería, caramelos con azúcar. etc.). Colas con gas. Estimulantes (bebidas con cafeína).

Alimentos recomendados: Legumbres. Cereales integrales, arroz, papa, castañas,batata, quinoa, trigo sarraceno, etc. Pan integral (de centeno, de semillas). Cereales integrales en el desayuno. Pastas integrales o mezcladas con verduras. Aceite de oliva extra virgen. Frutos secos. Leche. Yogures o kéfir. Queso fresco. Bebida de soja con calcio y vitamina B12. Huevos. Pescado azul. Pescado blanco. Carnes blancas. Frutas de todo tipo, especialmente las que son ricas en vitamina C. Verduras de todo tipo, especialmente las de colores vivos y verde intenso. Agua. Infusiones sin teína. Café descafeinado. Refrescos sin gas. Bebidas isotónicas, colas sin gas.

Alimentos no recomendados: Snacks. Papas fritas de bolsa. Bollería industrial (palmeras. donuts, croissants, churros, etc.). Aceite refinado. Mantequilla. Exceso de frutos. Frutos secos fritos o con azúcar. Gran cantidad de frutos secos. Quesos muy grasos. Flanes, natillas, nata, crema de leche, leche condensada. Carne roja y embutidos. Zumos industriales.Golosinas. Colas con gas. 

46.- LA ALBAHACA

USO INTERNO DE LA ALBAHACA: 

Digestivas (favorece la buena digestión). Aperitiva (abre el apetito). Antivomitiva (vómitos o malestar intestinal). Problemas nerviosos (lo refuerza y tranquiliza sus manifestaciones adversas en el estómago). Mal de altura (al mejorar la circulación evita el mal de altura o lo mejora). Hipertensión (por su contenido en potasio, calcio y magnesio). Antioxidante (contrarresta los radicales libres del organismo). Problemas neurológicos (ayuda a prevenir el daño que pueda producir los radicales libres en el cerebro). 

USO EXTERNO DE LA ALBAHACA:

Bucal (problemas en la boca, como inflamaciones, llagas o mal aliento). Tónico capilar (fortalece el cabello y contribuye a preservarlo de la caída). Acné (las compresas con infusiones de albahaca mejora el acné).

Existen muchas variedades de albahaca, algunas de ellas NO aptas para el consumo. La no comestible es la que se suele utilizar en jardinería con propiedades insecticidas. 

Para cocinar sólo utilizar albahaca de hojas anchas, la que se vende como comestible y no la de jardinería. Es una de plantas aromáticas más emblemáticas de la cocina italiana. Utilizar este hierba resulta altamente nutritivo. Es muy rica en calcio (unos 10 g. de albahaca contiene 100 mg. de calcio, la misma cantidad que nos aporta un vaso de leche). Contiene mucho potasio y es muy rica en tiamina.

En dosis alimentarias normales no produce efectos secundarios. Aunque no es habitual, puede producirlos en algunas personas (Dermatitis de contacto. Dolor de cabeza – en altas dosis. Desórdenes digestivos – en personas que padezcan enfermedades intestinales, como síndrome de Crohn o colon irritable. 

CONTRAINDICACIONES: Durante el embarazo y la lactancia (El estragol puede provocar contracciones uterinas. No se conoce la seguridad de los tratamientos con albahaca durante la lactancia; sus componentes pueden pasar al bebé a través de la leche materna y provocar efectos no deseados en el niño). En caso de cirugía no tomar albahaca antes de ella ni en el postoperatorio, porque puede afectar al proceso de coagulación. 

INTERACCIONES: Se recomienda que las personas que toman medicamentos consulten previamente con un médico antes de tomar tratamientos con esta hierba. Puede potenciar el efecto de los medicamentos para la hipertensión y con fármacos anticoagulantes, como el acenocumarol (Sintrom) o la warfarina.