50.- ALIMENTOS CON PROPIEDADES PREVENTIVAS Y AYUDA CONTRA EL CÁNCER

En la dieta de prevención y ayuda contra el cáncer deben potenciarse las verduras y frutas, preferentemente crudas o en cocciones suaves (hervidas, al vapor, purés, sopa…). Tampoco deben faltar los alimentos básicos de la dieta saludable, que serán aquellos que proporcionen energía, proteínas y grasas esenciales.

Como alimentos energéticos y nutritivos, se recomiendan: brócoli, zanahorias (crudas y cocidas), espinacas, aguacate, semillas de lino o de chía, papas, batatas, nueces, aceite  virgen, etc.

Los lácteos son una buena fuente proteica, pero no son aconsejables debido a que podrían estimular factores de crecimiento y por lo tanto la proliferación de las células cancerígenas.

Alimentos NO recomendados para el cáncer: Carne roja y carne procesada. Ultraprocesados con azúcares y harinas procesados (chocolatinas, yogures de sabores, snacks, bollería). El pan es aconsejable no consumirlo diariamente. Evitar el exceso de sal (retiene líquidos; lo importante es estimular la diuresis para eliminar los tóxicos de la quimioterapia o del organismo). Grasas malas (fritos, bollería, margarina con grasas trans).

Alimentos con principios naturales recomendables en la prevención y ayuda contra el cáncer: Nueves de Brasil. Arándanos, moras. Aguacate. Uvas pasas. Alcachofas. Soja (en el caso del cáncer de mama, la soja no es recomendable ya que, aumenta los estrogenos). Tomate. Algas. Guanábana. Remolacha. Pimientos rojos. Granada. Manzanas, melocotones, melones y té contienen catequinas y otros componentes antioxidantes, que protegen el sistema digestivo).

La clorofila es un pigmento vegetal de color verde que, según numerosos estudios, inhibe el crecimiento de células cancerosas y previene el cáncer (carcinogénesis). La clorofila también puede ser capaz de neutralizar algunos compuestos carcinogénicos presentes en carnes, granos mal conservados, y algunas comidas ahumadas o hechas en la barbacoa. Todas las verduras son ricas en clorofila, especialmente las de color verde intenso: espinacas, acelgas, ortigas, borrajas, verdolaga, etc., y todas las que pertenecen a la familia de las crucíferas. 

Otras verduras y frutas beneficiosas en el cáncer son: La batata (por su alto contenido en tocoferol y betacarotenos estimula el sistema inmunitario). Los cítricos (por su riqueza en vitamina C y en pectina, que tiene un poder protector del sistema digestivo). Pitahaya o pitaya (posee betacianinas, un pigmento de color púrpura con propiedades anticancerígenas).  

81.- SEQUEDAD CUTÁNEA

La sequedad es uno de los principales problemas que puede deteriorar el estado de la piel, siendo responsable de numerosas anomalías como arrugas, aspereza, granos. Un cutis seco puede acelerar el envejecimiento de la piel.

Síntomas: Piel reseca. Escamas en la piel. Piel con poros abiertos. Granos en la piel. Acné. Piel áspera. Piel con grietas. Estrías en la piel. Piel irritada. Piel arrugada. Exfoliaciones. Etc.

Causas: Envejecimiento. Excesiva sequedad ambiental. Factores hereditarios. Resultados de alguna enfermedad. Factores químicos. Alimentación. 

REMEDIOS PARA LA PIEL SECA

Fitoterapia: Usaremos plantas humectantes (que proporcionan o ayudan a conservar la humedad adecuada de la piel), plantas antiinflamatorias (para reducir la irritación de la piel), y plantas nutritivas (que proporcionan aquellos nutrientes adecuados para la salud de la piel). Aguacate. Caléndula. 

Aceites y pulpa de frutas: Aceite de argán. Aceite de maíz. Uva. Melocotón. Melón. 

Alimentos ricos en omega-3: Aguacate, nueces, semillas de calabaza, semillas de girasol, almendras, avellanas, nueces de Brasil, pistachos, sésamo (sin freír y sin sal). Semillas de chia, semillas de lino… Pescado azul. 

Alimentos antioxidantes ricos en vitamina C.: Pimientos. Kiwis. Escaramujo. Brócoli. Rúcula. Cítricos. 

Alimentos ricos en betacarotenos: Frutas y verduras de color naranja (zanahorias, calabazas, mangos, melocotones, nectarinas, nísperos, papaya, caquis, albaricoques…). Vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli, borrajas, acelgas…).

Vitaminas y minerales necesarios para la piel: Zinc. Vitamina del grupo B. Vitamina C. Vitamina E.

80.- PRIORIDADES DE SALUD DE LA PERSONA AL ENVEJECER

El envejecimiento supone cambios físicos, mentales y sociales. Las medidas de prevención y las prácticas correctas para cuidar la salud, iniciadas a edades cuanto más tempranas mejor, siguen siendo las mejores estrategias disponibles para atenuar los efectos del envejecimiento.

Las acciones consisten en intervenciones que retrasen la manifestación de enfermedades que dependen de la edad y de otros cambios adversos relacionados que no se definen propiamente como enfermedades. 

Los principales factores que nos van a ayudar a tener un envejecimiento saludable son: 

Actividad física: Reduce los riesgos de padecer enfermedades como la osteoporosis, caídas, hipertensión, enfermedad isquémica del corazón y accidentes cerebro-vasculares. También nos ayuda a reducir el estrés y favorece la salud mental.

Nutrición: Máxima importancia en los factores de riesgo de la desnutrición y la deshidratación en la edad  avanzada, debiéndose tomar medidas de prevención. Por ejemplo, son factores de riesgo las dietas altas en sal y un consumo excesivo de alcohol. Hay que seguir una dieta natural, rica en fruta y verdura y baja en grasas animales. Recordar que las personas mayores tienen necesidades nutricionales especiales y que son muy vulnerables a la desnutrición. 

No fumar: Fumar causa enfermedades cardíacas, importantes enfermedades respiratorias y varios tipos de cáncer como el de pulmón, garganta, vejiga y boca.

Enfermedades cardiovasculares

Depresión

Hipertrofia prostática benigna

Antioxidantes

Equilibrio del pH

Equilibrio hormonal

Hipertensión arterial

La obesidad

La diabetes

El colesterol elevado

Sedentarismo

Dieta saludable