52.- EL MAÍZ

Remedios con barbas de maíz: Obesidad. Hipertensión. Cálculos renales. Cálculos biliares. Cistitis. Nefritis. Edemas. 

Preparados medicinales para uso externo con aceite de maíz: Manos secas. Pelo seco. Eccemas. Dermatitis del pañal. Llagas o úlceras. Golpes. Reumatismo. 

Propiedades alimentarias del maíz: Como alimento destaca por su riqueza en hidratos de carbono que le proporciona su abundante almidón. Como consecuencia, el maíz es un alimento muy saciante capaz de calmar el hambre durante mucho rato. Tiene una elevada proporción de proteínas si bien no completamente asimilables por el organismo. La razón de esto, según numerosos estudios, se encuentra tanto en la poca proporción de ciertos aminoácidos. Es importante combinar este alimento con otras verduras y legumbres que puedan complementar sus proteínas. El maíz presenta una gran riqueza en fibra soluble (se ha comprobado que aquellas dietas que contienen un porcentaje bastante elevado de fibra consiguen hacer disminuir el peso corporal y eliminar el estado de ansiedad que produce la sensación constante de hambre). El maíz es una planta muy rica en vitaminas del grupo B (B1, B7 y B9). Minerales que contiene el maíz (potasio, magnesio, hierro, fósforo, zinc, manganeso, selenio…)

CON REFERENCIA AL GOFIO PODEMOS EXTRAPOLAR TODAS LAS PROPIEDADES QUE HEMOS MENCIONADO ANTERIORMENTE.

Anuncios

51.- PÉRDIDA DE AUDICIÓN (LA SORDERA)

Síntomas: Incapacidad de oír bien, especialmente los tonos agudos. Perdida de audición. Imposibilidad de oír conversaciones, especialmente cuando hay mucho ruido ambiental. Estar siempre preguntando a los demás que han dicho. Problemas con los sonidos de frecuencias altas. Sensación de presión en el oído. Sensación de mareo.

Tipos: Sordera temporal. Sordera permanente.

Causas de la sordera temporalTapones en los oídos. Algún objeto extraño en el interior del oído. Golpes en los oídos. Cambios de presión. Infecciones en el oído. 

Causas de la sordera permanente: Edad. Otosclerosis (esclerosis o endurecimiento de los tejidos del oído interno. Enfermedad de Méniere (trastorno en el oído interno). Tumores en los oídos. Tímpano perforado. Consumo de drogas. Exposición demasiado prolongada al ruido fuerte. Otras enfermedades (colesterol, hipertensión, esclerosis múltiple, diabetes, enfermedades renales, artritis reumatoide, etc.).

Suplementos: Ginkgo biloba. Vitamina A. Vitamina C. Vitamina D. Lecitina de soja.

DIETA: 

Alimentos ricos en vitamina B1: Judías. Espárragos. Guisantes. Envidias. Avena. Coles de Bruselas. Uvas. Espinacas, etc.

Alimentos ricos en vitamina A: Espinacas. Zanahoria. Berros. Albahaca. Calabaza. Cilantro. Espárragos. Pimientos. etc. 

Alimentos ricos en magnesio: Moluscos (berberechos, ostras, almejas, etc.). Leche y productos lácteos. Huevos. Mariscos. Pescados (blancos y azules). Carnes (especialmente ternera, pero mucho mejor pavo, pollo y cordero). Frutos secos y frutas deshidratadas. Cereales. Pan integral. Legumbres. Verduras y hortalizas. Frutas. 

Alimentos ricos en potasio: Algas. Hierbas aromáticas y especias secas. Cacao puro en polvo. Legumbres. Frutas secas. Semillas. Frutas secos. Espinacas. Borraja. Acelgas. Aguacate. Papas. Ñame. Crucíferas. Setas. Ajo y jengibre frescos. Zanahorias. Calabaza. Cítricos. Kiwis. Frambuesas. Grosellas. Melocotones. Manzanas. Etc.