55- EL COLÁGENO

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano. Forma parte de la piel, de los tejidos que forman los órganos, de los ojos, los huesos, cartílagos, tendones y otras estructuras. 

El colágeno junto con el magnesio, fósforo, vitamina C, proteínas y calcio, es necesario para el mantenimiento de los huesos, articulaciones, tendones y ligamentos.

Son recomendables dietas ricas en proteínas cuando aparecen problemas de estas estructuras (fracturas, desgarros musculares o de ligamentos, artrosis, hernias, etc.).

Alimentos ricos en colágeno: Son los que nos aportan proteínas de origen animal y de aspecto gelatinoso, como por ejemplo, las manitas de cerdo, el caldo de carne o de pescado con huesos y con larga cocción, y las gelatinas con cola de pescado.

Cuando no se toman suficientes alimentos como los anteriormente mencionados, se debe tomar colágeno a través de los suplementos de colágeno hidrolizado, que es la forma más asimilable. Estos suplementos pueden estar combinados con ácido hialurónico o con magnesio.

La carne animal, es decir, la parte muscular de los animales, tiene colágeno, aunque su contenido no es tan elevado, ni su colágeno es tan asimilable, como los productos que hemos mencionado anteriormente. Para obtener el máximo colágeno de la carne o del pescado, se recomienda realizar caldos de cocción larga, con los huesos o espinas de estos animales. El colágeno se desprende en el caldo con la cocción cuando la temperatura es elevada y el tiempo es suficiente.

No es necesario comer carne para obtener colágeno, porque un organismo sano en condiciones normales es capaz de producir su propio colágeno cuando se proporcionan todos los nutrientes necesarios en la dieta. Son necesarios niveles óptimos de calcio, vitamina D, ácidos grasos esenciales, vitamina A, vitamina B, vitamina E y antioxidantes para el mantenimiento y la formación de la huesos, articulaciones y de la piel.

El colágeno no se encuentra en las frutas y verduras, aparte de no ser, estos productos buena fuente de proteína.

Los factores oxidantes aceleran la degradación del colágeno. Estos factores se deben evitar para tener mejor salud de la piel, tejidos, de la vista y de los huesos y articulaciones (Tabaco. Contaminación. Estrés. Tomar el sol en exceso o quemaduras en la piel. Algunos medicamentos, como los anticonceptivos).

Tipos de suplementos de colágeno: Colágeno marino (procedente del pescado. Colágeno hidrolizado (procedencia animal). Cartílago de tiburón (procedente de la aleta de tiburón. En todos los casos se trata de colágeno hidrolizado, y sólo se diferencian por su procedencia.

¿Para qué se utilizan los suplementos de colágeno hidrolizado?: Artritis. Osteoporosis. Piel firme. Esguinces, desgarros musculares o de ligamentos. Mala circulación. Caída del cabello. Uñas frágiles.

Contraindicaciones del colágeno: Fenilcetonúria (enfermedad congénita que conlleva problemas en el metabolismo de las proteínas, específicamente del aminoácido fenilalanina). Dietas que deban restringir la dosis de proteínas, tales como insuficiencia renal crónica o insuficiencia hepática. Dietas vegetarianas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s