56.- BENEFICIOS DE LOS AMARGOS.

Los principios amargos estimulan el apetito al actuar sobre el hipotálamo y aumentar los movimientos y secreciones estomacales. Estas propiedades resultan muy útiles para aquellas personas que se encuentran desnutridas o débiles, porque generalmente tienen muy poca hambre, como por ejemplo, niños inapetentes, personas que salen de un periodo de convalecencia o personas con anorexia. 

Son importantes para el buen funcionamiento del hígado, porque estimulan esta parte de nuestro organismo, provocando un aumento en la producción de bilis y en la eliminación de la misma.

Un metabolismo más adecuado de los alimentos conlleva a que estos se aprovechen mejor y se eliminen más fácilmente, por lo que el cuerpo retiene menos grasa. El uso de principios amargos ayuda a eliminar calorías y favorece las dietas para perder peso. Por otra parte, los sabores amargos ayudan a saciar el hambre más fácilmente que otras sabores. Este es uno de los principales motivos, entre otros, por lo que se recomienda comer ensaladas con componentes amargos como entrante de la comida (lechuga, rúcula, diente de león, etc.).

Pero esta no es la única función de los preparados amargos. Se ha comprobado que este tipo de preparados favorecen la absorción del hierro, necesario para prevenir la aparición de anemia.

Los amargos también ayudan a metabolizar las vitaminas liposolubles, es decir aquellas que se disuelven en las grasas: vitamina A, vitamina E, vitamina D y vitamina K. Todo ello causa un mejor metabolismo general con un aprovechamiento más eficaz de los nutrientes, lo que ocasiona que el organismo se sienta mejor, con más fuerza y vigor.

Las preparaciones amargas tienen la función de alcalizar el organismo previniendo la acidificación. Recordemos algunas aspectos sobre la acidificación. La acidosis se debe fundamentalmente al papel que ejercen los hidratos de carbono simples en el metabolismo. El consumo de estos azúcares simples es lo que determina que el organismo se vuelva ácido con el correspondiente incremento de enfermedades.

¡CUIDADO CON LAS PERSONAS QUE SUFREN DE ACIDEZ ESTOMACAL!

Dado que los amargos aumentan la producción de ácidos estomacales, no resultan adecuados para aquellas personas que presentan un exceso de ácidos en el estómago. El uso de estos principios podría empeorar su acidez, gastritis o úlceras digestivas.

LISTA DE ALIMENTOS AMARGOS: Aceitunas sin curar. Achicoria. Acelgas. Alcachofas. Ajenjo. Azafrán. Berros. Brécol. Calabazas. Calabacines. Cardos. Cardo Mariano. Coles. Coles de Bruselas. Coliflores. Cúrcuma. Diente de león. Endibias. Espárragos. Genciana. Lechugas. Lúpulo. Marrubio. Melones. Pepinos. Regaliz. Rúcula. Hojas de ruibarbo. Tomates. Zumo o jugo de limón. Zumo de pomelo. Valeriana. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s