43.- DESMAYOS.

Cuando no llega oxígeno suficiente al cerebro se produce una breve pérdida del conocimiento que se conoce como desmayo.

Causas: Estar de pie durante un periodo largo. Niveles bajos de azúcar en sangre. Respirar demasiado rápido o hiperventilar a causa de la ansiedad. Una emoción fuerte. Una anemia severa, fiebre, diabetes no tratada, enfermedades circulatorias. Un medicamento nuevo.

Prevención: Comer con regularidad sin saltarse las comidas. Llevar una dieta equilibrada. Evitar la hiperventilación. Cuando se tenga que permanecer de pie durante mucho tiempo, estimular la circulación de las piernas haciendo movimiento de relajación y contracción. Si la presión sanguínea es baja, beber todos los días una taza de infusión de espino.

TRATAMIENTO

Postura: Evitar la compresión repentina de los vasos sanguíneos del cuello.

Respiración: Tratar de hacer respiraciones lentas y profundas. Aumentar el nivel de dióxido de carbono, respirando en una bolsa de papel.

Dieta: Durante el proceso de desmayo y el posterior de recuperación, no tomar ningún tipo de alcohol. Cuando pase el desmayo, beber poco a poco agua fría. Al recuperarse por completo, tomar algo dulce.

Aromaterapia: Un remedio tradicional son las sales de amoniaco. También es muy interesante el uso del aceite esencial de lavanda.

Fitoterapia: Infusiones de jengibre, romero, flor de saúco, manzanilla…

42.- GRASAS MALAS O PERJUDICIALES

Son aquellos tipos de grasas que, cuando se encuentran en exceso en la dieta, pueden acarrear problemas importantes de salud. Las grasas son buenas cuando se encuentran equilibradas; por ejemplo, todas las células del cuerpo están formadas por grasas, como el colesterol, que da estabilidad a las membranas celulares. En exceso pueden producir enfermedades y problemas de salud.

¿Qué son las grasas trans? Son un tipo de grasas vegetales insaturadas no esenciales, obtenidas a parir de procesos tecnológicos de horneado e hidrogenación. Este es el caso de la producción de algunas margarinas. Sus efectos sobre el aumento del colesterol y la formación de placas de ateroma son aún más negativos que los de las grasas saturadas que aporta la mantequilla.

¿Qué productos contienen grasas trans? 

  • Productos con grasas vegetales que se han sometido artificialmente a hidrogenación (repostería, panes con grasas, galletas, pasteles, magdalenas, etc.).
  • Productos que son cocinados con grasas trans o semi-trans (salsas preparadas, mayonesas, snacks, comidas rápidas, platos fritos con aceite trans mezclados con aceite de palma o aceite de coco.

Efectos de las grasas trans para la salud

Se están realizando estudios sobre la posibilidad de que las grasas trans afecten negativamente sobre factores de la salud. Por ejemplo: Alzheimer. Cáncer. Depresión. Obesidad. Diabetes. Infertilidad.

41.- BENEFICIOS DEL YOGUR

Tipos de yogur:  (Según Legislación Española). Yogur natural. Yogur natural azucarado. Yogur edulcorado. Yogur con fruta, zumos y/u otros alimentos. Yogur aromatizado. Yogur pasteurizado después de la fermentación.

Minerales en el yogur: Calcio, potasio, magnesio, fósforo, zinc…

Vitaminas del yogur: Vitamina A. Vitamina B. Vitamina D.

Cuándo se debe aumentar el consumo de yogur: Enfermedades intestinales (por ejemplo, síndrome de Crohn o colitis ulcerosa). Osteoporosis. Debilidad o fragilidad en los dientes. Calcemia en sangre. Inmovilización continuada. Baja inmunidad. Diferentes etapas de la vida (embarazo, lactancia, personas mayores…).

Cuándo se debe controlar el consumo de yogur: Obesidad. Insuficiencia renal avanzada. Hiperlipoproteinemia y trastornos cardiovasculares. Hipertrigiliceridemia y hiperlipemia. Hipercolesterolemia. 

Cuándo no comer yogur: Galactosemia (enfermedad hereditaria en la que falta una enzima necesaria para metabolizar la galactosa – la galactosa es una monosacárido). Alergia a la leche de vaca. Intolerancia a la lactosa. Cirugía de estómago o intestinal (se recomienda la introducción progresiva del yogur).

40.- HIPERPERMEABILIDAD INTESTINAL

Es una disfunción de la barrera intestinal que se produce en personas con alergias alimentarias, intolerancias, enfermedades intestinales, autoinmunes o infecciones recurrentes.

Dieta inadecuada y otros factores modificables

Factores que pueden empeorar el estado del intestino: 

  • Demasiada proteína animal.
  • Demasiados alimentos ricos en grasa.
  • Poca fibra en la dieta.
  • Insuficiencias de jugos digestivos.
  • Estreñimiento.
  • Falta de masticación.
  • Flora intestinal debilitada.
  • Sustancias irritantes.
  • Aditivos y pesticidas.
  • Medicamentos antiinflamatorios.

Síntomas de hiperpermeabilidad intestinal

  • Mareos, náuseas y vómitos.
  • Mal aliento.
  • Flatulencia, gases y heces pastosas por mala absorción de los nutrientes.
  • Hinchazón abdominal, vientre hinchado, especialmente después de las comidas.
  • Diarrea y/o estreñimiento.
  • Fatiga, dolor muscular o en las articulaciones.
  • Migraña.
  • Fiebre.
  • Nerviosismo, insomnio.
  • Eczemas o reacciones en la piel.
  • Asma.
  • Reacciones alérgicas, sarpullidos, urticaria.

Suplementos: Glutamina. Aceite de onagra. Omega-3. Vit. C, A y D. Vit B-12.

Plantas medicinales: Bromelina. Cúrcuma. Alfalfa. Plantas relajantes (melisa y tila). Manzanilla. Jugo de aloe. Regaliz.

Alimentos recomendados: Papas. Batata. Zanahorias. Calabaza. Verduras de hoja verde. Verduras ricas en sulfuros (cebollas, ajos, puerros, crucíferas – brócoli, col, coliflor, rábanos, nabos, etc.). Calabacín. Habichuelas. Lechuga.Tomates. Legumbres (bien cocinadas). Cereales. Frutas (manzanas, peras, membrillo, aguacates, piña, mango, etc.). Especias (Comino, hinojo, anís, alcaravea, cúrcuma, jengibre, perejil fresco, etc.).

Alimentos no recomendados: Carnes procesadas (embutidos, salchichas…), Exceso de sal. Aditivos alimentarios. Conservantes alimentarios. No abusar de las barbacoas y asados a altas temperaturas. Gluten (trigo, cebada, centeno…).

No se recomienda el uso habitual de edulcorantes (aspartamo, sacarina, sucralosa, sorbitol, manitol), porque pueden modificar la flora intestinal. Usar miel de buena calidad, azúcar integral de panela o estevia, todos ellos con moderación.

 

39.- LA JALEA REAL

COMPRAR LA JALEA REAL DE LA MEJOR CALIDAD

Tiene efectos tónicos: Positividad en el bienestar, tanto en el aspecto físico como mental. Ayuda a mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje. Su uso es adecuado para personas que realizan grandes esfuerzos físicos e intelectuales.

Tiene propiedades antioxidantes, ayudando a prevenir enfermedades degenerativas. Efectos regenerativos (cuida la piel, pareciendo más viva, combatiendo las arrugas). 

Se usa contra el estrés y el nerviosismo. 

Tiene propiedades antibióticas, estimulando las defensas y ayudando a aumentar la inmunidad , convirtiendo este producto en un buen remedio en la prevención de numerosas enfermedades de origen microbiano. 

Ayuda a reducir el colesterol.

La jalea real puede causar reacciones alérgicas en ciertas personas, por lo cual es conveniente empezar a tomarla en pequeñas dosis e ir aumentando si no se experimenta reacciones negativas. No debe suministrarse a personas que padezcan la enfermedad de Addison (las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas), alérgicos o asmáticos.

38.- LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO

La causa del lupus se desconoce. Muchos pacientes con esta dolencia tienen fiebre, fatiga, dolor muscular, debilidad, disminución del apetito y pérdida de peso. El bazo y los ganglios linfáticos suelen estar inflamados.

Tratamiento:

  • La acupuntura puede aliviar el dolor en articulaciones y músculos.
  • La fitoterapia china puede ayudar en aliviar algunas de sus consecuencias. Lei gong teng. Ji xue teng.
  • DHEA (hormona hecha con glándulas suprarrenales).
  • DIETA. Se debe beber mucha agua y tener u na dieta equilibrada y completa con alimentos no procesados, bajos en grasa y ricos en fibra. Evitar la cafeína, el azúcar, el alcohol, las carnes rojas y la alfalfa. ALIMENTOS RECOMENDADOS (papas. batatas, legumbres, quinoa, arroz, avena, centeno, maíz, huevos, pescados azules, carnes blancas sin la grasa, aguacate, frutos secos, aceite de oliva virgen extra y aceite de girasol alto oleico, frutos y verduras frescas – zanahorias, calabaza, remolachas, espinacas, brócoli, coliflor, rúcula, mango, caqui, sandia, nísperos, melocotón, albaricoques, papaya – higos secos, uvas pasas, lácteos y derivados que sean desnatados, y moderar el consumo de cereales y pan.
  • ALIMENTOS NO RECOMENDADOS (Cereales refinados y azucarados, bollería y pasteles con grasas saturadas, carnes rojas con moderación, embutidos, margarina con grasas trans hidrogenadas, mantequilla, aceite de semillas rico en omega-6 – aceite de maíz, aceite de germen de trigo, aceite de soja – frutos secos tostados, frutos azucarados o caramelizados, snacks salados, leche entera, nata, quesos grasos, bebidas de cola y con gas.
  • El ejercicio controlado puede reducir la fatiga, disminuir la debilidad, acelerar la ganancia de peso y aumentar la energía, la estabilidad y la confianza.
  • FITOTERAPIA (capsaicina, pino, regaliz, ortiga, semilla de lino, cúrcuma…).
  • El masaje alivia el dolor y reduce el estrés.
  • SUPLEMENTOS (vitaminas B, C y E, betacarotenos, bioflavonoides, selenio, cinc, magnesio, ácidos grasos omega-3…                                                                
  • QUE NO DEBEMOS TOMAR: Suplementos para aumentar las defensas (están totalmente desaconsejados y no se debe tomar; el lupus, como sabemos, es una enfermedad del sistema inmunitario, y si se toman plantas, suplementos o medicamentos que lo estimulen, puede agravarse la inflamación). Plantas anticoagulantes (no tomarlas si llevamos un tratamiento con fármacos con las mismas características; pueden potenciar una serie de síntomas no deseados). Alfalfa (contene un aminoácido llamado L-canavanina, que estimula el sistema inmunitario y agrava los síntomas de la inflamación). Equinácea (planta que estimula el sistema inmunitario y agrava los síntomas de la inflamación).   

37.- CARDO MARIANO

Es uno de los suplementos de plantas medicinales más vendidos, recomendado tanto por médicos alopáticos como por naturópatas. En la actualidad existen muchas investigaciones sobre los beneficios del cardo mariano en el tratamiento de medicina oficial o convencional para enfermos de hígado, cáncer, dispepsia y otras dolencias.

En las enfermedades hepáticas regenera el hígado  y sus funciones depurativas. En el tratamiento del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) protege el hígado de enfermedades como la hepatitis y previene los efectos de los medicamentos prescritos para el tratamiento del VIH. Protege el hígado en los casos de enfermedades provocadas por el consumo de alcohol, ayuda a regenerar las células dañadas. En los trastornos de la vesícula biliar ayuda a evitar la inflamación de los conductos biliares. Ayuda a aumentar la secreción de leche en el caso de las madres que dan el pecho a sus hijos. Es un excelente antídoto para desintoxicar el organismo. Es beneficioso durante el tratamiento del cáncer; personas sometidas a quimioterapia al tomar el cardo mariano les ayuda a eliminar los tóxicos que produce el tratamiento. En los casos de psoriasis, debido a que el hígado neutraliza algunas toxinas asociadas a las crisis de esta enfermedad, el cardo mariano ayuda a prevenir los brotes de psoriasis al favorecer una buena función hepática.

LA SILIMARINA: Es una sustancia que se encuentra en las semillas del cardo mariano y posee eficaces propiedades para tratar diversas dolencias (cirrosis, hepatitis crónicas como B y C, hígado graso, colesterol y triglicéridos elevados, dolores de cabeza, migraña, estreñimiento, problemas de la piel, varices, hemorroides, mareos, vértigo… Puede producir náuseas y diarreas leves cuando no se toma en las dosis terapéuticas adecuadas. Las personas que tienen un trastorno crónico siempre deben consultar con su médico antes de tomarla, como en el caso de otras muchas plantas. Las contraindicaciones de la silimarina incluyen a las personas que toman medicamentos anticoagulantes, esto se debe a que esta sustancia puede potenciar el efecto de los medicamentos y aumentar el riesgo de hemorragias. La silimarina interactúa con algunos medicamentos, tales como antisicóticos, antidepresivos, diazepan, ibuprofeno y vasodilatadores, así como con algunos otros, por tanto, repetimos, consultar antes de tomar.